Españoles en la Segunda Guerra Mundial

Numerosos españoles se vieron involucrados en la Segunda Guerra Mundial, a veces en los escenarios más insólitos: combatiendo en el frente ruso, colaborando con la resistencia de los países ocupados o prisioneros en las campos de concentración alemanes.

El final de la guerra civil llevó a más de medio millón de republicanos a Francia, donde fueron internados en campos de refugiados. Algunos optaron por la repatriación, asumiendo el riesgo de tener que afrontar represalias en España o se exiliaron a otros países. Otros decidieron quedarse. Miles de ellos se enrolaron en la Legión francesa, en otras unidades el ejército francés o en las Compañías de Trabajo para reforzar la línea Maginot, ante la guerra inminente contra las potencias del Eje.

Desbordadas las líneas defensivas francesas por el avance alemán en junio de 1940, muchos cayeron prisioneros y acabaron en los campos de concentración. El principal fue el de Mauthausen en Austria, donde perdieron la vida más de 5.000 españoles, abandonados a su suerte por la diplomacia franquista. “El convoy de los 927”. Montse Armegou y Ricard Belis, 2004, reconstruye el periplo de los primeros prisioneros españoles internados en Mauthausen.

Uno de los supervivientes, Francisco Boix, consiguió sustraer documentación de los archivos nazis del campo y se convirtió en un testigo clave en los juicios de Nuremberg. Esta historia es el eje argumental del documental titulado “Un fotógrafo en el infierno” de Lorenzo Soler (2000), que incluye la declaración del fotógrafo en Nuremberg. Está completo en Youtube.

La participación española en la resistencia francesa y en las fuerzas militares de la Francia Libre de De Gaulle fue muy destacada. La más conocida fue la IX Compañía de la II División Acorazada del general Leclerc, conocida como “la nueve” cuyos blindados, bautizados con nombres como Don Quijote o Guernica, fueron los primeros en liberar París. El dibujante Paco Roca publicó en 2014 una novela gráfica sobre el tema, titulada “Los surcos del azar” (Astiberri).

Viñeta de Los Surcos del Azar, Paco Roca. Fuente: https://antoniomalalana.wordpress.com

Hay casos tan relevantes como el de Joan Pujol García, alías Garbo, agente doble que engañó a Hitler facilitando el desembarco de Normandía, cuya figura fue tratada por el documental ganador de un premio Goya en 2011 “Garbo el espía, el hombre que salvó el mundo”.

Tras el bombardeo de Pearl Harbour se inició la guerra en el Pacífico, donde está documentada la participación española en Filipinas. La emigración vasca y navarra en EEUU permitió utilizar el Euskera, junto con las lenguas indígenas americanas, como código cifrado para eludir las escuchas japonesas de sus transmisiones.

Por otra parte, la invasión alemana de la URSS movilizó a los españoles en los dos frentes, refugiados españoles comunistas y voluntarios fascistas.

Unidades de guerrilleros españoles combatieron en las zonas ocupadas de Bielorrusia y Ucrania, también en la defensa de Stalingrado, donde murió Rubén Ruiz Ibárruri, hijo de La Pasionaria.

Más relevante fue la ayuda prestada por Franco a Hitler con la llamada División Azul, por la que pasaron más de 45.000 personas. El número de muertos superó los 5.000. Su acción más cruenta fue en la batalla de Krasni Bor, en la cuál los soviéticos hicieron numerosos prisioneros que acabaron en los Gulag de Siberia. Curiosamente allí coincidieron con algunos republicanos españoles disidentes. No regresaron hasta 1954. La División Azul fue disuelta a mediados de 1943 por presiones de los aliados, aunque hubo españoles combatiendo del lado del Hitler hasta el final de la guerra.

Documentación

Actividades

Españoles en la Segunda Guerra Mundial. Actividades.

Anuncios